Lima es un ser vivo que no detiene su crecimiento  y  por el  contrario  acumula  viejos y nuevos problemas.   Hoy  el tema del transporte  y contaminación cobran  relevancia, ya que la primera contribuye a que la segunda se agrave.  El aumento de la demanda de transporte y del tránsito, viene causando: congestión, demoras, accidentes y contaminación;  flagelos  que hacen menos competitiva a la ciudad.  Según una investigación  del diario limeño  El Comercio,  en un recorrido de ocho rutas  de Lima, en diferentes medios de transporte,  se constató  que en ocasiones, viajar a pie o en bicicleta es  más veloz que en automóvil.

Sin embargo, pretender cruzar Lima utilizando las ciclovías  es una aventura, pues  no existen en todos los distritos  y si las hay, unas van por la derecha de la pista, otras  por la izquierda; unas  con doble vía y otras solo de ida. Muchas terminan abruptamente,  sin conectar con nada. Las ciudades crecen porque tienen que crecer, es una situación natural; Por ello, Lima necesita un plan maestro, a fin de poder diseñar  una red de ciclovías  más interconectada que permita unir a los diferentes distritos; su  geografía lo permite, pues tiene una superficie plana con pocas o ninguna pendiente, y  un  clima benigno dada su situación geográfica,  ya que  no llueve como en otras ciudades del mundo.

Inclusive, podría  implementarse  un  sistema de transporte intermodal, donde se  articule  la red de ciclovías  y  los servicios públicos masivos de Transporte como  el Metropolitano o el  Tren eléctrico. En estos días  se realizará  en  Lima  el Foro Mundial de la bicicleta   donde  se  discutirá  y planteará  propuestas sobre el uso de las bicicletas  y su impacto positivo en el destino de las  ciudades.

Hasta muy pronto.