Nuestro país se ubica en una zona sísmica; por ello, debemos  estar preparados para actuar adecuadamente  el día que ocurra un sismo;  además, tener en plan de emergencia  que incluya a nuestras mascotas, pues  también se asustan con los movimientos sísmicos y al igual que los niños y ancianos  son seres vulnerables que  necesitan de  otras personas para  tener probabilidades de sobrevivir.

Puedes armarle  una mochila  del mismo modo  que lo haces para ti, ésta deberá contar con agua embotellada, un plato,  comida en un recipiente,  algún juguete  y una manta polar; si necesita  medicamentos, también tenlos en cuenta.

Si ocurre el sismo debes cargarla y tomar la cadena y el  arnés,  que deben estar siempre cerca de la puerta  principal.  Debes  tener también una jaula de viaje  para llevarla  en caso  tengas que escapar de casa.  Ten todo preparado junto a tu kit  de supervivencia.

Tu mascota siempre debe tener una  placa en su  collar  con  todos  sus  datos  como su nombre,  tu nombre y   número de teléfono, de esa manera será  fácil ubicarte en caso se extravíe.  Mantén la calma, los animalitos son muy  sensibles y perciben   lo que sentimos, si nos ven muy asustados ellos también lo estarán. Incluso  un perrito dócil podría  morderte   por el temor.

Recuerda que es la prevención y la  preparación lo que nos ayudará en  caso de una eventualidad.

Hasta  muy   pronto